lunes, 26 de junio de 2017

SOMOS DE 2ª B


Una hora y cuarto antes del partido no quedaba un solo asiento libre en la grada del campo número 1 de la Escuela de Fútbol de Mareo. El partido de vuelta del 'play off' de ascenso a Segunda B desbordó todas las previsiones del club, hasta el punto de que fue necesario cerrar las puertas de la instalación por la entrada masiva de público a veinte minutos del comienzo. Varias decenas de aficionados se quedaron fuera.
Mareo registró su mejor entrada desde su inauguración en 1979. La policía local tuvo que desplazar a varias unidades para regular el tráfico de acceso a la instalación. No hubo rincón del entorno, por remoto que fuera, que no terminara ocupado por algún coche. Algunos aficionados se vieron obligados a aparcar a más de un kilómetro de distancia.
El nuevo director deportivo del Sporting, Miguel Torrecilla, siguió el partido desde el palco de autoridades acompañado del consejero Fernando Losada, el vicepresidente Javier Martínez y el director de la Escuela de Mareo, Manolo Sánchez Murias.

El Beasain estuvo acompañado por más de cientocincuenta aficionados que dieron colorido a una de las esquinas del campo. También lo hizo un importante grupo de seguidores del Valdesoto que animó al Sporting B durante todo el partido. La conducta tenía su explicación: con el ascenso del filial rojiblanco, el Valdesoto ocupará su plaza en Tercera División. También se ven beneficiados el Manuel Rubio y el Unión Astur. Jugarán en Preferente y Primera Regional respectivamente.


El filial sportinguista esta de anhorabuena, tras una campaña colosal en la que tan sólo perdio 2 encuentros, recordando aquel equipo de los guajes en 2ª que de igual forma sólo cedieron en dos ocasiones su marcador a los contrarios precisamente en las dos ocasiones frente al Betis, estos nuevos "guajes" ayer confirmaron su retorno a 2ªB tras un año de penurias por la tercera división asturiana, una categoría que ya se vio de inicio que les quedaba pequeña para su fútbol y sus cualidades, estas fueron sin lugara a dudas las que hicieron doblegar a un experimetado y serio equipo vasco como ha sido el Beasain que dio claras muestras de lo que es su fútbol un juego directo basado más que nada en el patadón y a correr, pese a ello no le pusieron faciles las cosas al conjunto de Jose Alberto, aunque la victoria no por  holgada menos disputada y con unos momentos de gran tensión por lo incierto del resultado, de hecho en dos ocasiones el equipo vasco puso nervioso al conjunto rojiblanco ya que de maracar un nuevo tanto primereo les llevaría ala prorroga y posteriormente con el 3-2 en el marcador pudiera habereles dado la clasificación, pero los "nuevos guajes" supieron sacar oficio dentro de los nervios que les atenazaron en muchas fases del partido y remontaban con goles las posibles aspirqaciones de un cuadro visitante bien arropado en las gradas desbordadas en esta ocasión del Pepe Ortíz.

Bien se pusieron las cosas para el Sporting B de mano cuando en un lanzamiento de Jaime el balón es interceptado por un rival dentro del area y el colegiado cántabro señala la máxima pena, no tan justa fue la sanción recaída en el defensor vasco que vio la tarjeta roja en una jugada que a la postre no determinaría el partido como se pudo ver ya que incluso con 10 el Beasain se fue arriba y puso en aprietos la meta de Dani, quien tuvo varias intervenciones de mérito, ya acostumbradas en el meta internacional sportinguista.
Con un Cayarga que controlaba el juego en el centro del campo y bien apoyado en la delantera con un Jaime inquietante para la meta vasca y con un Claudio ayeer magnifico, logró un hat trick y Pablo Fernández que dio muestras de su clase aunque con perdidas alocadas de algunos balones, el filial sportinguista hacia valer su mayor técnica y sobre todo su perefecto acoplamiento aun terreno de dimensiones muy superiores al del equipo vassco tanto en medidas como estado del césped algo que se notaba en la manera de jugar el balón de ambos equipos. 
El último examen de un larguísimo curso estuvo lejos del sobresaliente como su campeonato liguero, pero los jóvenes dirigidos por José Alberto López celebraron su nota media final sustentada en la buena puntuación obtenida con el empate (2-2) de la ida.
El premio a la combatividad guipuzcoana llegó en la recta final del primer período, cuando Jon Ander lució su oficio de cazagoles al castigar un pueril error del filial sportinguista que transformó un lanzamiento de falta a favor cerca del área de Dani Martín en un mano a mano con el cancerbero que el delantero visitante no desperdició. Buscó su doblete Jon Ander con un lanzamiento que desvió con acierto el prometedor portero gijonés y cuando más sufría la grada ante el temor del empate reapareció la pegada sportinguista. En el tiempo añadido Pablo Fernández se elevó en el corazón del área para cabecear el balón a la red para asestar un golpe de efecto al desarrollo de la eliminatoria. Un punto de giro insuficiente para determinar el desenlace del choque. Tras el descanso Jaime Santos perdonó el cuarto gol al definir de forma imprecisa una arrancada de Claudio y lo aprovechó el Beasain para añadir incertidumbre al triunfo.

  La fogosidad ofensiva visitante la apagó de nuevo Claudio sobre la bocina del tiempo reglamentario. El ariete leonés, que minutos antes había marrado una clarísima ocasión al rematar desviado con su pierna derecha un balón sin dueño dentro del área, sentenció el ascenso al cabecear con violencia un centro desde el costado derecho. El balón cayó sobre la línea tras golpear el larguero y el árbitro, a instancias de su juez de línea, dio validez al gol. El ascenso ya estaba en las palmas de las manos. En el tiempo añadido Rubén puso la guinda con el definitivo 5-2 que catapulta al filial sportinguista a Segunda B y exhibe la fortaleza de una nueva remesa de talentos forjada en Mareo.
Al acabar el partido, algunos aficionados aprovecharon para saltar al césped y celebrar con los jugadores el ansiado ascenso. Hubo 'selfies', cánticos y, sobre todo, muchos abrazos. También un baño tan esperado como deseado. Lo recibió el entrenador del Sporting B, José Alberto, cuando sus jugadores irrumpieron en su rueda de prensa armados con botellas. Fue el punto final a una jornada histórica en Mareo. 

 ENHORABUENA "GUAJES"

lunes, 12 de junio de 2017

CARTA DE DESPEDIDA DE RUBI:


''Apreciados SPORTINGUISTAS, a pesar de solo haber estado con vosotros cuatro meses, es tan grande la magnitud de nuestro Club, que nos vemos con la necesidad de escribir unas líneas para despedirnos. 

Han sido pocos meses pero muy intensos, y hasta casi el final luchando por una ilusión que no pudimos hacer realidad. Siempre estuvimos trabajando y transmitiendo a nuestros futbolistas que lo podíamos lograr. Aún así hemos de reconocer que la dificultad era muy grande. Una primera división donde la realidad es que las diferencias presupuestarias son tan grandes que hace que equipos como el nuestro, de momento, compitan con enormes desigualdades de nivel respecto al 80% del resto de la categoría. A pesar de ello, nos vamos habiendo dejado todo el esfuerzo y dedicación posible, y orgullosos de haber pertenecido a tan espléndido Club.

Por supuesto, respetamos al máximo la decisión de nuestra no continuidad, aunque nos hubiese gustado arraigar y poder estar con vosotros mucho más tiempo, y a quien no! Para, desde una mentalidad constructiva, poder desarrollar muchas ideas, siempre con MAREO como eje central, para ayudar al crecimiento del SPORTING como Club, cuyo recorrido y potencial nos parece que es enorme.
No existe ninguna duda de que si mínimamente se hacen bien las cosas, volveremos a primera en el primer intento, porque el SPORTING tiene algo que casi nadie tiene: una afición única, entregada, diferente y cargada de sentimiento e historia.
Tampoco queríamos marchar sin dar las gracias por todo el apoyo y cariño recibido día a día de esta pequeña travesía por parte de la Mareona, aficionados, profesionales y ex-profesionales del club (desde veteranos al primer equipo y a todo el futbol base), medios de comunicación, comerciantes, restauradores, empleados de Mareo y el Molinón, padres y madres del futbol base y al C.P Begoña.
Ha sido un auténtico honor y ojalá podamos algún día volver a vuestra casa y a esta maravillosa tierra que es ASTURIAS.
¡Un abrazo muy fuerte y PUXA SPORTING!''
Desde la Federación de Peñas Sportinguistas te damos las gracias y te deseamos la mayor de las suertes Rubi.